jueves, 21 de julio de 2011

Las series, también tuvieron su música incidental

A finales de los 80 y principios de los 90, dos series de TV aparecieron en la pantalla todas las semanas, que seguramente algunos recuerdan con cariño o hasta con cierto humor, estas dos son... LA TELARAÑA y HORA MARCADA.

La primera (1989-1991) trataba sobre diferentes historias, de gente común y corriente, como la que vemos diario por las calles, en los autos, trabajando, etc., y que enfrentaban toda clase de problemas como cualquiera, y que para ser felices debían desenrendarse de esa "telaraña" que se habia vuelto su vida, algunas terminaban de manera féliz y hasta satisfactoria, mientras que otras triste y deprimentemente mal. Y como es costumbre, se tomó melodías de otros lados para acompañar las diferentes escenas y situaciones que debían atravesar los personajes, y que por lo menos en un capítulo (que por desgracia nunca supe el nombre) pude identificar CINCO melodías utilizadas para dicho capítulo.

Todas aparecen en el disco del músico griego Yanni, Reflections of Passion de 1990, la primera es:

ALMOST A WHISPER



REFELCTIONS OS PASSION



SECRET VOWS



Esta misma melodía fue utilizada en la telenovela Amor de Nadie (1990-91), con Lucía Méndez.

A WORD IN PRIVATE



FIRST TOUCH



Se que hay mas música desconocida y que podemos identificar, al menos oyendola, en cuanto escuché la primera enlistada, casi me voy de boca a la TV para saber si en verdad ya la habia oido, y aqui está la prueba.


Ahora, volviendo a las series, otra emblemática de aquellos años fue HORA MARCADA que a muchos nos sacaba nuestros buenos sustos, con historias fantásticas, que daban miedo, y hasta terror, y como no, si de solo verla a oscuras y en la noche, podía hacer temblar hasta el mas valiente, pensando que en cualquier rincón, la bella y misteriosa dama de negro se aparecería para saludarnos, esbozar una tétrica sonrisa, una fría mirada y con inesperado final, que la imaginación de cada solo pudo idear para si mismos. Yo llegué a verla en mi infancia y lejos de causarme miedo, era una especie de morbo y curiosidad, muy común en un niño, pero aun así me trae gratos recuerdos de como era el México de esos días.

Y adivinen, obviamente un autor extranjero fue utilizado para esta serie, este fue Kitaro, que con su melodía Wings, de su disco Tenku (1986), acompañaba a los créditos de cada cierre de capítulo, ojalá y cuando la oigan les traiga cosas a su memoria, así como a mi, cuando la identifiqué.


No hay comentarios:

Publicar un comentario